Diario Faro de Oriente

Programas sociales, seguridad, Pemex son los ejes centrales del presupuesto 2020

El gasto en programas de bienestar social, seguridad y la compañía petrolera estatal es una prioridad en el presupuesto de 2020, dijo el domingo el secretario de Hacienda, Arturo Herrera.

Herrera entregó el Paquete Económico 2020 a la Cámara de Diputados, declarando que es un presupuesto basado en la disciplina fiscal que generará estabilidad macroeconómica y seguridad financiera.

«Creemos que es un paquete realista y queremos que los mercados lo perciban de esa manera», dijo el secretario de finanzas a los legisladores.

El paquete prevé un gasto total de 6,05 billones de pesos (310.000 millones de dólares), lo que representa un aumento del 4% en comparación con el presupuesto de 2019.

Herrera pronosticó un crecimiento económico de entre 0.6% y 1.2% este año y un rango de 1.5% a 2.5% para 2020.

El Gobierno se ha fijado como objetivo un superávit fiscal primario del 0,7% del PIB en 2020, cifra inferior en un 0,6% a la prevista en una previsión presupuestaria preliminar enviada al Congreso en abril.

Herrera dijo que alrededor del 60% del presupuesto se destina a gastos fijos, incluyendo pagos a gobiernos locales y pensiones, mientras que el 40% restante se destinará principalmente a «tres destinos principales: bienestar, seguridad y…. apoyo fiscal a Pemex».

La secretaria dijo que el gasto en asistencia social está destinado a reducir la desigualdad de ingresos, señalando que casi la mitad de todos los mexicanos viven en la pobreza.

«Los niveles de ingresos y la desigualdad que se observan en el sur del país son muy diferentes de los que se observan en el centro y el norte del país. Por lo tanto, para abordar esas brechas, estamos poniendo un énfasis significativo en los programas asociados con el bienestar social», dijo Herrera.

El presupuesto propone un financiamiento de 257 mil millones de pesos para ocho programas sociales, incluyendo el empleo juvenil y los planes de pensiones de la tercera edad.

Poco menos de 59.200 millones de pesos se destinan a gastos de «seguridad y protección ciudadana», lo que representa un aumento del 6,5% con respecto al presupuesto de 2019, mientras que el ejército y la armada obtendrán un financiamiento combinado de alrededor de 127.500 millones de pesos.

Se espera que la mayor parte de la suma anterior se asigne a la Guardia Nacional. La nueva fuerza de seguridad fue inaugurada formalmente el 30 de junio y desplegada en 150 regiones del país en julio, pero el gobierno tiene la intención de ampliar su cobertura a 266 regiones.

El Secretario de Seguridad, Alfonso Durazo, dijo anteriormente que esperaba que el presupuesto de 2020 proporcionara unos 56.000 millones de pesos para financiar la nueva fuerza de seguridad, a la que se le ha encomendado no sólo la tarea de combatir los altos niveles sin precedentes de inseguridad, sino también la de frenar el flujo de migrantes indocumentados hacia la frontera México-Estados Unidos.

Herrera describió la inseguridad como un problema que «hiere a las familias mexicanas» y que tiene que ser «atacado de frente».

Para Pemex, el presupuesto destina 523,400 millones de pesos (26,800 millones de dólares), lo que representa un aumento del 9% en comparación con el financiamiento de 2019.

Herrera destacó que la asediada empresa estatal, cuya producción petrolera ha estado en declive durante 14 años, recibirá 86.000 millones de pesos en apoyo adicional, incluyendo una inyección de efectivo de 46.000 millones de pesos.

La secretaria destacó que el presupuesto no exige la recaudación de impuestos ni la creación de otros nuevos. Sin embargo, el gobierno tratará de aumentar los ingresos tomando medidas enérgicas contra la evasión fiscal, entre otras medidas.

Herrera señaló que la economía mundial se está desacelerando, pero dijo que los cambios en la política monetaria ayudarán a estimular la economía.

El banco central redujo las tasas de interés al 8% en agosto, aduciendo la desaceleración del crecimiento económico y la reducción de la inflación. Herrera dijo que el gobierno espera que las tasas bajen a 7.1% en 2020.

El Paquete Económico 2020, el segundo presupuesto del gobierno, prevé que el crudo mexicano se venderá a un promedio de 49 dólares por barril en 2020, que la producción de petróleo será de 1,95 millones de barriles por día a finales del próximo año y que un dólar estadounidense comprará en promedio 20 pesos, lo que está ligeramente por encima de la tasa actual de alrededor de 19,5 dólares.

Alfonso Ramírez Cuéllar, presidente de la Comisión de Presupuestos de la Cámara de Diputados, elogió el presupuesto por su «disciplina fiscal y responsabilidad en el gasto».

Sin embargo, dijo que el comité que dirige no será un sello de goma, afirmando que «creo que hay que hacer un mayor esfuerzo en la generación de ingresos».

Alberto Ramos, economista jefe para América Latina de Goldman Sachs, dijo que el paquete es «en general un presupuesto relativamente justo», pero agregó que «los supuestos sobre el crecimiento y la producción de petróleo están definitivamente del lado optimista.

«La pregunta clave para los inversores y los mercados será si la administración está firmemente comprometida a cumplir o no el objetivo fiscal primario del 0,7% del PIB», añadió.

Añadir comentario