Diario Faro de Oriente

Las remesas de julio se sitúan en el segundo nivel más alto en 24 años

Las remesas de los mexicanos que trabajan en el extranjero alcanzaron su segundo nivel mensual más alto en julio desde que el Banco Central de México (Banxico) comenzó a llevar registros hace 24 años.

Enviaron a casa 3.270 millones de dólares, un 14,4% más que en julio de 2018. El número de transacciones fue 9.1% mayor, mientras que el monto promedio por transacción subió 5% a US$340.

El analista de Goldman Sachs, Alberto Ramos, dijo que espera que el crecimiento en efectivo devuelto continúe.

«Esperamos que el crecimiento de las remesas se estabilice entre el 4% y el 6%», dijo. «El sólido flujo de remesas de los trabajadores ha sido bueno para el saldo de la cuenta corriente y para apoyar el consumo privado, especialmente para las familias de bajos ingresos».

En el segundo trimestre de 2019, México logró un superávit en cuenta corriente de 5.143 millones de dólares, el mayor desde que Banxico comenzó a mantener registros en 1980. Las remesas por un total de 9.403 millones de dólares fueron un factor importante que contribuyó al superávit.

En su conferencia de prensa matutina del lunes, el presidente López Obrador dijo que el total de remesas en 2019 podría llegar a los 35.000 millones de dólares, calificando el dinero enviado a casa por los emigrantes como «una bendición» para la economía mexicana. Sin embargo, señaló que la emigración debería ser una opción y no una obligación.

«El apoyo de los migrantes es muy importante, y por eso necesitamos ayudarlos; son héroes vivientes», dijo. «¿Qué vamos a hacer? A pesar de la importancia que tienen las remesas, lo más importante es que los mexicanos no deberían estar obligados a emigrar. Los que abandonan el país deben hacerlo por elección propia, no por necesidad».

La principal fuente de remesas son los mexicanos que trabajan en Estados Unidos.

Añadir comentario