Diario Faro de Oriente

Cancelación de contratos aeroportuarios costó 71 mil millones de pesos: secretaria de transporte

El gobierno federal pagó más de 71.000 millones de pesos (3.500 millones de dólares) para resolver los contratos del proyecto cancelado del aeropuerto de la Ciudad de México.

El secretario de Comunicaciones y Transportes, Javier Jiménez Espriú, dijo ayer en rueda de prensa que un análisis determinó que había que resolver 692 contratos.

Por las obras ya terminadas en el sitio abandonado del aeropuerto de Texcoco, en el estado de México, el gobierno pagó a los contratistas 60.290 millones de pesos, dijo Jiménez.

Se pagaron 14,930 millones de pesos adicionales en compensación a los contratistas para cubrir los costos no recuperables en que incurrieron, lo que significa que el gobierno destinó un total de 75,220 millones de pesos a los constructores de lo que iba a ser el proyecto de infraestructura emblemático del gobierno anterior.

El desembolso representa el 26% de los 285.000 millones de pesos (14.000 millones de dólares) que se habían destinado a la construcción del aeropuerto.

«Cuando iniciamos este análisis, calculamos que los compromisos serían de alrededor de 100 mil millones de pesos. Hoy vemos que resultó ser 25 mil millones de pesos más barato, lo que es una buena noticia», dijo Jiménez.

Explicó que debido a que todos los contratos ya han sido resueltos, la concesión para la construcción del aeropuerto ha sido rescindida.

El retorno de los materiales comprados -incluyendo grandes cantidades de basalto, tezontle y acero- permite al gobierno reducir su pérdida neta en 4.000 millones de pesos.

Los materiales podrían utilizarse en la construcción de los proyectos de infraestructura prioritarios del gobierno, como el Tren Maya, la refinería de petróleo de Dos Bocas y el aeropuerto de Santa Lucía, dijo Jiménez.

Dijo que el sitio cancelado del aeropuerto puede ser convertido en un parque ecológico una vez que el gobierno haya resuelto 60 medidas cautelares presentadas contra la decisión del gobierno de descartar el proyecto.

Para terminar la concesión del aeropuerto de Texcoco, el gobierno también tuvo que llegar a un acuerdo con inversionistas privados.

Con ese fin, el gobierno ofreció en diciembre recomprar 1.800 millones de dólares en bonos emitidos para financiar el proyecto, y la mayoría de los tenedores de bonos aceptaron el acuerdo.

Añadir comentario