Diario Faro de Oriente

Acuerdo de gasoducto de gas natural da seguridad a los inversores

La agencia calificadora Moody’s y grupos empresariales han aplaudido el acuerdo alcanzado entre el gobierno federal y tres compañías de gasoductos, declarando que el acuerdo da seguridad a los inversionistas.

El presidente López Obrador anunció el martes que la Comisión Federal de Electricidad (CFE) ha llegado a un acuerdo con Carso, IEnova y TC Energy que le ahorrará al gobierno 4.500 millones de dólares.

Bajo los términos del acuerdo, México pagará cuotas fijas a las compañías que transportan gas natural en lugar de las que aumentan con el tiempo como se estipulaba en los contratos anteriores. En promedio, la CFE pagará a las empresas un 28% menos de lo que habrían pagado en un período de 25 años.

La analista de Moody’s, Roxana Muñoz, dijo que el acuerdo entre la CFE y las empresas del gasoducto es un «factor positivo para el crédito» de estas últimas, ya que aporta seguridad a sus inversiones y garantiza que los proyectos continúen avanzando.

Dijo que aunque se ha establecido una nueva estructura de tarifas y se ha modificado la duración de los contratos entre la CFE y las empresas, «el rendimiento de las inversiones no tendrá un impacto material».

El presidente de la Federación Mexicana de Empleadores, Gustavo de Hoyos, dijo en Twitter que el acuerdo debe animar al sector privado, mientras que la Confederación de Cámaras de Comercio, Servicios y Turismo (Concanaco) dijo que representa «un gran paso hacia el desarrollo equitativo de México», ya que la disponibilidad de gas y electricidad es crucial para el crecimiento de la inversión en el sector industrial.

gas pipeline

El jefe de Concanaco, José Manuel López Campos, dijo en un comunicado que una vez que los oleoductos de las tres empresas estén en operación, el suministro de gas en México estará garantizado.

Dijo que estaba particularmente contento de que el oleoducto Texas-Tuxpan sea el primero en abrirse como resultado del nuevo acuerdo, afirmando que su operación beneficiará más a la península de Yucatán y al sureste del país.

“. . . Al tener más gas natural, sus procesos[industriales] serán menos costosos y competirán con otras regiones del país», dijo López.

La línea Texas-Tuxpan, completada por TC Energy e IEnova en junio, abrirá la próxima semana, dijo el director de CFE, Manuel Bartlett.

El gasoducto de 2.500 millones de dólares aumentará la capacidad de México para importar gas barato de Estados Unidos en un 40%.

Corriendo principalmente bajo el agua a través del Golfo de México entre Texas y Veracruz, el gasoducto tiene la capacidad de mover 2.6 billones de pies cúbicos de gas natural por día.

Otros cinco proyectos estarán listos para operar en la mitad del período de seis años del gobierno, dijo Bartlett.

El gobierno no ha llegado a un acuerdo con la empresa mexicana Fermaca, constructora de los oleoductos La Laguna-Aguascalientes y Villa de Reyes-Aguascalientes-Guadalajara, pero López Obrador dijo que las negociaciones están en curso.

«Todavía estamos hablando, tenemos que ser pacientes… . . El desacuerdo es básicamente la cuestión de los aranceles, y esperamos que se llegue pronto a un acuerdo».

Añadir comentario