Diario Faro de Oriente

23 bancos acuerdan refinanciar 8,000 millones de dólares en deuda de Pemex

El gobierno federal ha firmado un acuerdo de préstamo sindicado de 8.000 millones de dólares con 23 bancos para refinanciar la deuda de Pemex y renovar las líneas de crédito de la petrolera estatal fuertemente endeudada.

El presidente López Obrador dijo ayer en Twitter que el acuerdo renovó las líneas de crédito renovables con menores tasas de interés y por un período mayor de tiempo para fortalecer a Pemex durante todo el sexenio de su gobierno.

La participación de 23 bancos en el préstamo sindicado significa que se reduce el riesgo de cada institución financiera individual.

Tanto los bancos mexicanos como los extranjeros firmaron el acuerdo, incluyendo «14 de los 20[bancos] más grandes del mundo», dijo López Obrador.

«Es la operación más importante de su tipo en la historia de México. En resumen, confían en nosotros», dijo.

En una reunión con representantes del banco en el Palacio Nacional, el presidente describió a Pemex como una «empresa fundamental para el desarrollo de nuestro país».

«Se dejó en mal estado porque no se gestionó correctamente, sobre todo no se gestionó con honestidad», dijo López Obrador.

Pemex tiene pasivos por más de US$ 106 mil millones y Fitch Ratings rebajó la calificación de la compañía a la de basura a principios de este mes, reduciendo su calificación crediticia de grado de inversión a especulativa con una perspectiva negativa.

Si Moody’s Investors Service siguiera el ejemplo, como muchos inversionistas creen que sucederá, se venderían hasta 16 mil millones de dólares en bonos de Pemex.

El acuerdo de refinanciación alcanzado ayer fue posible gracias a un pacto acordado en mayo por el Gobierno y tres bancos.

HSBC, JPMorgan y Mizuho Securities acordaron el 13 de mayo suscribir un préstamo sindicado de 8,000 millones de dólares para Pemex que fue diseñado para permitir a la compañía refinanciar su deuda.

Tanto el presidente como el director general de Pemex, Octavio Romero, destacaron en ese momento que el acuerdo no representaba una nueva deuda para la compañía petrolera estatal.

Romero explicó que el acuerdo refinanció 2.600 millones de dólares en deuda y renovó dos líneas de crédito rotativas por hasta 5.500 millones de dólares.

López Obrador dijo hoy que el financiamiento estaba disponible en un período de cinco años, dos años más que en un acuerdo anterior.

En su conferencia de prensa matutina, el presidente reiteró que el nuevo acuerdo de préstamo demostraba que los bancos tienen confianza en el gobierno.

«Estas acciones demuestran que hay confianza. Los bancos no actúan sin información, no toman una decisión como ésta porque les gusta el gobierno. Saben que Pemex tiene muy buena salud», dijo López Obrador.

«Todos se preguntan y apuestan a que la economía va a salir mal, pero cuando estas acciones ocurren ayuda mucho porque demuestra confianza».

Añadir comentario