Diario Faro de Oriente

Objetos históricos saqueados en sitios mexicanos terminan en Estados Unidos y Europa

Los objetos históricos saqueados de los sitios arqueológicos mexicanos a menudo se envían al extranjero a países como Estados Unidos, España, Alemania e Italia, según el gobierno federal.

Investigaciones realizadas por la Policía Federal han encontrado que las organizaciones criminales dedicadas al robo de objetos prehispánicos utilizan empresas internacionales de paquetería para enviar su botín a compradores en el extranjero.

Entre los artefactos que son comúnmente robados se encuentran figuras de cerámica, puntas de flecha, objetos de piedra y esculturas de madera hechas por los mayas, olmecas, toltecas, mixtecos, teotihuacanos y mexicas, entre otros.

No hay cifras precisas sobre cuántos artefactos han sido robados en México y vendidos en el extranjero, pero considerando la alta incidencia del delito, es probable que el número sea significativo.

Sin embargo, la Fiscalía General de la Nación ha logrado recuperar algunas reliquias que terminaron en Estados Unidos y Europa.

En abril, el FBI devolvió dos piezas arqueológicas que habían sido robadas de un sitio central mexicano de la cultura Teotihuacán, mientras que el año pasado dos bustos olmecas de madera fueron devueltos a México desde Alemania después de una batalla legal de casi 10 años.

Estas últimas reliquias, que datan de hace más de 3.000 años, fueron robadas del sitio de El Manatí en Veracruz.

La Procuraduría General de la República también ha tenido éxito a nivel nacional en la incautación de objetos históricos robados, recuperando al menos 634 piezas en México entre 2008 y 2018. El mayor número de objetos se localizó en los estados de Jalisco, Tlaxcala, Ciudad de México, Nuevo León, Guanajuato y Zacatecas.

Más del 40% de los sitios arqueológicos y monumentos históricos de México han sido saqueados, según el Instituto de Antropología e Historia.

El robo y la venta de objetos históricos es un delito federal que se castiga con una pena de prisión de cinco a 12 años además de una multa.

Añadir comentario